1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
Sábado, 18 de Noviembre del 2017
| 4:21 pm
Ultimas Noticias

Síguenos en Las Americas Newspaper Facebook Las Americas Newspaper Twitter Las Americas Newspaper Google Plus

Estrategia de Mueller: Despacito

Por: Humberto Caspa, Ph.D., es profesor e investigador de Economics On The Move. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Washington DC.-

Desde el primer momento en que Paul Manafort, Rick Gates y George Papadopoulos fueron acusados por Robert S. Mueller III, fiscal especial en el caso de intromisión rusa en las elecciones de 2016, a Donald Trump se le tambalearon las piernas y se le erizó su copete anaranjado.

Razones hay. A pesar de que en este momento Mueller no acusó a Trump directamente, el fiscal tiene una estrategia jurídico-política calculadora que empieza desde abajo – con los peces flacos y de talla media— y finaliza con el pez más corrupto, más mentiroso y racista del océano político norteamericano.

Como dice la canción “Despacito” de Luis Fonsi y Daddy Yankee: “Pasito a pasito, suave suavecito nos vamos pegando, poquito a poquito… [a la Casa Blanca, hasta darle un golpe certero al boco boconón de Trump]”

Así, Mueller tiene como meta generar un caso penal contundente contra Trump y toda la bandada que cooperó en la maquinación del gobierno de Rusia contra las elecciones presidenciales de 2016.

En este sentido, a Manafort, jefe supremo de la campaña política de Trump en las elecciones de noviembre pasado, lo acusó por conspirar contra la patria, por lavado de dinero y por no reportar cuentas bancaras en sistemas financieros extranjeros. A su protegido Rick Gates le atestó cargos similares.

De acuerdo a algunos especialistas en materia penal, si Manafort fuese sentenciado hoy, estaría pasando entre 20 y 30 años en la cárcel. Empero, si es que coopera con las autoridades federales, Manafort reduciría notablemente sus años en la cárcel.

Personas como Manafort normalmente se distinguen por su falta de ética, poca lealtad y por conducirse en forma delictuosa. Solo piensan en sus intereses personales. Entonces, es probable que abra la boca y delate a los peces gordos que se esconden en la Casa Blanca.

Por su parte, a George Papadopoulos, ex asesor internacional de Trump, el fiscal Mueller lo acusó por mentir a funcionarios del FBI en una entrevista realizada a principios de 2017. Lo anterior fue suficiente para que empezara a negociar y comenzara a delatar a sus aliados.

Mueller calcula que cuando tenga todos los ingredientes jurídicos contra Trump, la bancada demócrata del Congreso ya habrá recobrado la mayoría en el Senado y en la Cámara de Representantes. Entonces sería el principio de un proceso político de impeachment contra Trump en el Congreso.

“Caminando despacito se llega lejos”, me decía un amigo mío en una escuela de ESL en Ontario, California. “Despacito” es la esencia de la estrategia de Mueller para procesar a Trump y salvar el país de un momento terrible que lo encierra.

Las Últimas Noticias

Los Más Vistos de la Semana