1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
Miércoles, 16 de Agosto del 2017
| 1:38 pm
Ultimas Noticias

Síguenos en Las Americas Newspaper Facebook Las Americas Newspaper Twitter Las Americas Newspaper Google Plus

El Presidente Donald Trump respalda un plan para reducir a la mitad la inmigración legal en EE UU

Por: José Angel Aguirre
Washington DC.-

Inmigracion

El presidente presenta la legislación de dos senadores republicanos que prima las habilidades profesionales frente a las conexiones familiares, En el centro del discurso migratorio de Donald Trump siempre han estado los extranjeros que entraban a Estados Unidos de forma irregular, pero en el mensaje de conjunto domina un “América, primero” y una apuesta por los extranjeros de “altas habilidades” que apuntaba a un giro mucho más amplio.

Este miércoles, el presidente de Estados Unidos lo hizo evidente y presentó en la Casa Blanca una propuesta legislativa, elaborada por dos senadores conservadores con su apoyo, que supondría una reducción relevante de la inmigración legal, ya que el nuevo sistema se basa en las habilidades profesionales y limita el parentesco como criterio para solicitar permisos de residencia o trabajo.

“Nuestro sistema de inmigración no es justo”, criticó Trump, y recalcó que el proyecto de ley “dará prioridad a los solicitantes que hablen inglés, puedan mantenerse financieramente a ellos mismos y a sus familias, y contribuyan a nuestra economía”.

El texto, que ha sido impulsado por los republicanos David Perdue, de Georgia, y Tom Cotton, de Arkansas, contempla una bajada de la inmigración legal de hasta el 50% en un plazo de 10 años.

La Casa Blanca sostiene que, bajo el actual modelo, solo uno de cada 15 inmigrantes entra en Estados Unidos debido a sus habilidades especiales, y la legislación que defiende cambiaría drásticamente esta proporción al reducir el número de green cards (residencia temporal) a personas por motivo de parentesco o reagrupación familiar. Estas se limitarían solo a cónyuges e hijos menores de edad, cuando ahora las personas con ciudadanía estadounidense o residencia permanente pueden patrocinar a varios tipos de parientes. Además, elimina el sistema de lotería de estos permisos.

La propuesta de estos senadores había pasado sin pena ni gloria por la Cámara, pero el presidente le acaba de dar un fuerte espaldarazo. El gesto refuerza el giro hacia una política migratoria más dura de la mano de la nueva Administración. El pasado junio Trump logró una pequeña victoria cuando el Supremo permitió aplicar provisionalmente el núcleo de su polémico veto migratorio a todos los ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen que no tengan un vínculo fiable con “una persona o entidad de EE UU”.

El mandatario opinó que la legislación ayudará a «crear un sistema de inmigración basado en el mérito» y que «reducirá la pobreza» en Estados Unidos, «aumentará los salarios y ahorrará a los contribuyentes miles de millones de dólares». También «asegurará que los inmigrantes» que puedan entrar «se integran en el país, tienen éxito y logran el sueño americano», agregó Trump.

El proyecto, llamado Ley de Reforma de la Inmigración Estadounidense para un Empleo Fuerte (RAISE, que significa “incrementar”, en inglés), fue presentado en febrero por los senadores republicanos David Perdue y Tom Cotton, quienes asistieron hoy al anuncio de Trump en la Casa Blanca.

El cambio más significativo sería limitar la capacidad de los nuevos ciudadanos para patrocinar a otros miembros de su familia con el fin de emigrar a Estados Unidos, pues tan solo sería posible que ciudadanos estadounidenses ayudaran a emigrar a cónyuges o hijos menores de edad. En la actualidad, los ciudadanos de Estados Unidos y residentes permanentes pueden patrocinar a una variedad de miembros de sus familias para obtener un permiso de residencia, incluyendo cónyuges, padres, hermanos e hijos adultos casados. El plan de Cotton y Perdue permitiría que solo los cónyuges y los hijos menores de edad no casados obtuvieran dichos permisos, aunque autorizaría visas a padres adultos envejecidos cuyos hijos estadounidenses estuvieran a su cuidado.

El proyecto de ley también eliminaría la lotería de visados, que asigna alrededor de 50.000 visas al año para los ciudadanos de países que tradicionalmente tienen bajas tasas de inmigración a Estados Unidos, y limitaría el número de refugiados recibidos desde cualquier parte del mundo a 50.000 anualmente.

Las Últimas Noticias