1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
Sábado, 18 de Noviembre del 2017
| 4:09 pm
Ultimas Noticias

Síguenos en Las Americas Newspaper Facebook Las Americas Newspaper Twitter Las Americas Newspaper Google Plus

Trump habla de las “muy severas consecuencias” que enfrenta Corea del Norte y las opciones que tiene

Washington DC.-

Trump

Con la prueba de un misil balístico intercontinental el pasado 4 de julio, Corea del Norte representa más que una amenaza para EEUU, ya que por primera vez sería capaz de atacar territorio estadounidense. de las opciones militares que tiene, todas son malas, según dicen expertos.

El presidente Donald Trump advirtió este jueves que Corea del Norte podría enfrentar “algunas muy severas consecuencias” tras la prueba con un misil balístico el pasado 4 de julio -que según expertos- se trata del primer lanzamiento de un modelo intercontinental que podría llegar a Alaska, con lo que por primera vez existe una certeza de que el régimen de Pyongyang es capaz de atacar territorio continental de Estados Unidos con un arma nuclear.

Aunque Trump no dio detalles de qué opciones maneja, en las últimas semanas ha dejado claro qué caminos no está dispuesto a seguir para intentar detener la carrera atómica del régimen de Kim Jong Un. Específicamente, el gobierno republicano ha dicho en las últimas semanas que no está dispuesto a continuar con la política de “paciencia estratégica” que persiguió Barack Obama y a esto el secretario de Estado, Rex Tillerson, ha agregado que “todas las opciones están sobre la mesa”.

El cambio de tono de la administración Trump ocurre en momentos en que China, Rusia y EEUU no se ponen de acuerdo en torno a qué sanciones aplicar al régimen norcoreano. Especialmente, China no ha decidido dar pasos más concretos con el fin de estrangular económicamente al régimen de Pyongyang, que depende en gran medida de lo que exporta a ese país. Por ello, el anuncio eventual de nuevas sanciones desde el Consejo de Seguridad de la ONU no tendrá ningún efecto a no ser que China las apoye, ya que Pekín es el oxígeno financiero de Kim Jong Un. De igual forma Rusia ha rechazado sanciones adicionales. Ambos países consideran estratégica la existencia de Corea del Norte, una especie de tapón ideológico y político frente a Corea del Sur, la gran economía de la zona.

Más allá de la dura retórica de Washington, desde el punto de vista práctico EEUU se ha limitado a movilizar su sistema antimisiles THAAD en Corea del Sur, muy cerca de la frontera con su vecino del norte. Además, dos grupos de batalla encabezados por los portaaviones USS Carl Vinson y USS Ronald Reagan estuvieron realizando ejercicios militares con Japón en aguas cercanas a la Península de Corea. Y esta semana, EEUU y Corea del Sur realizaron un simulacro de guerra con el lanzamiento de misiles como reacción a la prueba norcoreana.

En el corto plazo a Trump le queda reunirse con sus colegas Xi Jinping y Vladimir Putin en el marco de la Cumbre del G-20 en Alemania, si es que en ese marco hay terreno para opciones nuevas. Pero más allá de la “muy, muy mala conducta” de Corea del Norte, una afirmación de Trump, lo único concreto desde el punto de vista diplomático ha sido las críticas a China y Rusia de la embajadora de EEUU en la ONU, Nikki Haley, que acusó a Moscú y a Pekín de tenderle la mano a Kim Jong Un.

Las Últimas Noticias

Los Más Vistos de la Semana