1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
Domingo, 23 de Abril del 2017
| 11:25 pm
Ultimas Noticias

Síguenos en Las Americas Newspaper Facebook Las Americas Newspaper Twitter Las Americas Newspaper Google Plus

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer dice haber decepcionado a Trump “He cometido un error”

Washington DC.-

Sean Spicer

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, sabe que ha metido la pata hasta el fondo. Ya ha pedido perdón por su incendiaria comparación sobre el uso de armas químicas por parte del sirio Bachar El Assad y el del alemán Adolf Hitler, pero con el paso de las horas su conciencia aún no está tranquila y empieza a acumular un rosario de disculpas.

Primero trató de arreglarlo en la sala de prensa en la que hizo sus declaraciones, luego emitió un comunicado y mandó varios emails, más tarde acudió a la CNN y, este miércoles, con la polémica aún candente y en plena Pascua (Pesaj), ha vuelto a hacer propósito de enmienda en una entrevista concedida al Newseum -o museo de la prensa- de Washington. Eso sí, ni media palabra sobre una hipotética dimisión, como le han pedido sobre todo desde la indignada comunidad judía.

El secretario de prensa estadounidense, durante su rueda de prensa del martes, dijo que Hitler “ni siquiera pensó usar armas químicas durante la Segunda Guerra Mundial”, con lo que quería recalcar que la alianza de Rusia con Siria es moralmente cuestionable.

“Creo que cuando se trata de gas sarín, él (por Hitler) no estaba usando el gas contra su propia población de la misma manera que Asad lo está haciendo”, abundó. “He cometido un error”, dice ahora Spicer, contrito, con los ojos enrojecidos, en su nueva entrevista. “No hay otra manera de decirlo. Me metí en un asunto que no debía tocar y lo arruiné. Espero que la gente entienda que todos cometemos errores”, añade.

Literalmente, dice que la ha “fastidiado” y que con sus palabras ha “defraudado” al presidente Donald Trump.

“Es una semana muy sagrada para el pueblo judío como para una metedura de pata como esta, es un error inexcusable y reprobable”, sostiene.

Insiste en que “obviamente” no era su intención hacer daño a las víctimas del Holocausto, que por boca de entidades como el Centro Anna Frank se han mostrado muy disgustadas con él.

“Tanto en lo personal como en lo profesional, este no será definitivamente un buen día en mi historia”, ha reconocido.

Es un error inexcusable y reprobable. Me metí en un asunto que no debía tocar y lo arruiné. Espero que la gente entienda que todos cometemos errores Más le duele, ha dicho, que su error se haya producido en unos días en los que Trump ha logrado “tremendos progresos” políticos, por ejemplo, con su encuentro con el presidente chino Xi Jinping, y tras el ataque aéreo contra una base siria.

“Cuando tu trabajo como portavoz es ayudar a amplificar las acciones y logros del presidente y en cambio estás distrayendo de ese mensaje de logro... Es decepcionante porque he defraudado al presidente”, concluye.

El portavoz no quiso responder a su entrevistadora sobre si Trump o sus ayudantes han hablado con él acerca de esta controversia.

Por ahora, de entre su equipo, sólo la embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, ha dicho a la CNN: “Es desafortunado, y nunca se debe entrar en comparaciones con Hitler, nunca. Ese fue un momento terrible en la historia y simplemente no es algo sobre lo que la gente quiera oír hablar o pensar siquiera ni hacer comparaciones.

Las Últimas Noticias

Los Más Vistos de la Semana