1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
Miércoles, 16 de Agosto del 2017
| 1:37 pm
Ultimas Noticias

Síguenos en Las Americas Newspaper Facebook Las Americas Newspaper Twitter Las Americas Newspaper Google Plus

Iván Rodríguez exaltado al Salón de la Fama MLB

MLB

“Es un honor increíble para mí”, dijo Rodríguez, aclamado por cientos de espectadores, muchos vestidos con jerseys de Puerto Rico. El cátcher de Manatí, quien tiene actualmente 45 años, ostenta los récords de más juegos de las mayores en su posición (2.427) y más outs por parte de un receptor (12.376). Bateó 311 jonrones y ostentó un promedio de .296 en su carrera.

En 21 temporadas, principalmente con los Rangers de Texas, Rodríguez fue elegido 14 veces al juego de Estrellas. Ganó 13 veces el Guante de Oro, otro récord, y se apoderó en siete ocasiones del Bate de Plata.

Raines, de 57 años, fue un artillero ambidiestro que registró un promedio al bate de .294 y un porcentaje de embasado de .385 en una carrera de 23 años. También acumuló 2.605 hits, 1.571 carreras anotadas y 808 bases robadas. Esa cantidad de robos es el quinto más alto en la historia.

Bagwell, de 48 años. Fue parte del trío conocido como las “Killer B’s” (‘Las Abejas Asesinas’) de los Astros, junto a Craig Biggio --integrante del Salón de la Fama-- y Lance Berkman. Se encargaron de revolucionar a los Astros de ser un equipo colista a la Serie Mundial en 2005, el primer equipo de Texas en lograrlo. Elegido en su séptimo año de elegibilidad, Bagwell es el único primera base en la historia con 400 jonrones y 200 bases robadas.

“Robar bases era lo que más gozaba. Para ser alguien que no era muy veloz, era algo que realmente valoraba”.

Selig dejó una enorme impronta a lo largo de más de 22 años como el líder del béisbol. Fue el cerebro de los juegos interligas, la expansión de la postemporada, dividir cada liga en tres divisiones con comodines, la aprobación de las repeticiones de video y la repartición de ingresos en una era en la que se construyeron 20 nuevos estadios de béisbol. Pero su mandato también incluyó la Era de los Esteroides y la cancelación de la Serie Mundial de 1994 en medio de una huelga de peloteros, pero dejó el deporte en una magnífica condición económica, sin conflictos labores y un estricto régimen de controles para detectar el uso de drogas.

En 26 años como gerente general de los Reales de Kansas City y los Bravos de Atlanta, Schuerholz brilló como pocos. Sus equipos ganaron 16 títulos de división, seis banderines y dos Series Mundiales, uno en cada liga, algo sin precedentes.

Las Últimas Noticias